Refinería del Norte («Refinor»)

Pampa tiene una participación del 28,5% en Refinor, compañía que posee la única refinería en el norte de Argentina, ubicada en Campo Durán, provincia de Salta. La capacidad nominal de procesamiento en la unidad de topping es de 25,8 miles de barriles («bbl») por día mientras que en las dos plantas turboexpansoras la capacidad nominal de procesamiento es de 20,3 millones de m3 de gas por día. Asimismo, Refinor opera un poliducto de 1.108 kilómetros de longitud, desde la Refinería de Campo Durán («RCD») (Salta) hasta Montecristo, Córdoba.

La RCD recibe petróleo crudo y condensado de la Cuenca Noroeste argentina y gas natural proveniente de la Cuenca Noroeste argentina y de Bolivia. Estas operaciones se realizan a través de dos oleoductos y tres gasoductos. En 2019, el promedio diario de crudo procesado fue de 5.852 bbl. Por su parte, el procesamiento de gas alcanzó un promedio diario de 6,9 millones de m3.

En el 2012 se firmó con ENARSA (ex «Energía Argentina»), actualmente IEASA («Integración Energética Argentina»), un contrato a través del cual Refinor suministrará a IEASA el servicio de compresión de gas que esta última importa desde Bolivia. Este contrato fue ampliado en capacidad de compresión (hasta un volumen de 26 millones de m3 de gas por día) y plazo, manteniéndose vigente el mismo hasta abril de 2019. Este contrato se renovó en 2019 y tendrá vigencia hasta abril del 2021, fijándose la capacidad de compresión en 21 millones de m3 de gas por día.

Al 31 de diciembre de 2019, Refinor contaba con una red comercial de 90 estaciones de servicio ubicadas en las provincias de Tucumán, Salta, Santiago del Estero, La Rioja, Jujuy, Catamarca y Chaco. En las mismas, dispone de una línea de combustibles de alta performance: Premium Max (97 octanos), Súper Max (95 octanos), Eco Diésel Max y Eco Diésel Premium Max.

La comercialización de naftas, gas oil («GO»), nafta virgen y otros líquidos durante el año 2019 fue de 478 miles de m3, lo que representa una disminución del 10% respecto al año anterior. Las ventas de gas licuado del petróleo («GLP») ascendieron a aproximadamente 74 miles de toneladas durante el año 2019, con una disminución del 62% respecto al año anterior.