enes



El 27 de diciembre de 2017 se publicó la Ley N° 27.424, en la cual declara de interés nacional la generación distribuida de energía eléctrica a partir de fuentes de energías renovables con destino al autoconsumo y a la inyección de eventuales excedentes de energía eléctrica a la red de distribución. Dicha ley establece la obligación de los prestadores del servicio público de distribución de facilitar dicha inyección, asegurando el libre acceso a la red de distribución, sin perjuicio de las facultades propias de las provincias.

Mediante el Decreto N° 986/18 del PEN (Poder Ejecutivo Nacional) de noviembre de 2018 y la Resolución N° 314/18 de la SGE (ex Secretaría de Gobierno de Energía) de diciembre de 2018 se reglamentó el Régimen de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable Integrada a la Red Eléctrica, con el objetivo de alcanzar la instalación de 1.000 MW en el plazo de 12 años.

En cuanto al esquema de facturación se prevé la compensación entre el consumo y la inyección de cada usuario-generador. Asimismo, las distribuidoras deberán declarar mensualmente a CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico) los valores correspondientes a la energía eléctrica inyectada por los usuarios-generadores.